Illuminati contra la humanidad   Leave a comment

La cultura de la muerte
formas sofisticadas de dominacion

La ONU, la WWF, las familias Rockefeller y Rothschild, la Bohemian Grove, Astrea, Ford Foundation y el cártel internacional de los banqueros sionistas al servicio de los Illuminati (Goldman Sachs, Barclay Capital, JPMorgan Chase, McKinsey, Merrill Lynch, Bank of America) han desatado desde hace muchos años y particularmente desde 2009 un ataque violento en contra de la vida, de los sindicatos, el matrimonio, la familia
y cualquier forma de asociacion que de fuerza al sujeto frente al estado.

 El proyecto es drástico, y es totalitario, utilizando varias bases como:

– Aplicacion a gran escala del DARWINISMO SOCIAL – ingenieria social – el hombre como animal sin dignidad ni humanidad.

———————————-
El Imperialismo es una forma de actuación política basada en dominar a otros territorios mediante el poder militar o económico. Los medios que se emplean para llevarlo a cabo son infinitos: fundaciones, observatorios, cátedras, tertulias, premios (literarios, Nobel, Premio Carlomagno –concedido a Javier Solana, por poner un ejemplo-,etc.), documentales y películas, control mediático (propaganda, informaciones y noticias falsas o veto o manipulación de informaciones reales), ONGs, financiación de organizaciones juveniles, atentados de falsa bandera, introducción de epidemias, manipulación del clima (sistema HAARP),
introducción de plagas (Cuba), secuestros reales o inventados (niñas nigerianas), provocaciones de todo tipo, creación de bandas armadas( Al-Qaeda, Boko-Haram, Estado Islámico…), invasiones, bombardeos, etc. Todo vale.

El documento conocido como “Informe Kissinger”, aprobado por el Congreso de los Estados Unidos en 1974 y convertido en norma orientadora de la política internacional de ese país, establece, entre otras directrices que obtendrán las materias primas que necesiten, estén donde estén y con el ejército si es necesario. 

Otro aspecto interesante de este informe es que cita un número de factores que podrían obstaculizar el flujo ininterrumpido a EEUU de materias primas de los países menos desarrollados y entre ellos se refiere al problema que plantea un exceso de población juvenil anti-imperialista, que debía ser limitada por medio del control demográfico.

———————————— 
DOCUMENTO SOBRECOGEDOR
TODO ESTA PLANEADO: 

Este memorando escrito por el vicepresidente de la franquicia
abortista “Planificación Familiar” en 1969 para la organización
“Population Council”* es la prueba absoluta que faltaba de que la
homosexualización de la sociedad y la extensión del aborto forman parte
de un plan de exterminio de la Humanidad.

Pero no sólo eso: también
explica lo que ha sucedido con la vivienda. La restricción a tener una
vivienda propia es una pata del plan eugenésico, para que no se puedan
formar familias; así pues, forma parte de la Conspiración total, no es
un hecho puntual, alejado de las demás conspiraciones.

Y hay más: de acuerdo a este HISTÓRICO DOCUMENTO los impuestos, la
educación obligatoria para niños, la infertilidad provocada, la llegada
de la mujer al mundo laboral y muchas cosas más, forman parte del plan
global conocido hoy día como “Nuevo Orden Mundial”

Respecto a la educacion este video es clarificador:

Os recuerdo que 1969 fue el año en que nació oficialmente el movimiento gay.
Llama también la atención cómo las medidas se enfocan en función de las diferentes clases sociales e ideologías.

Encontráis el memorando al final, para una mejor visualización debéis clicar en la imagen.

PD: Como relata la Wikipedia,
Population Council es un ONG dedicada actualmente a la salud pública y
la biomedicina, hoy día especializada en el VIH, fundada, nada más y
nada menos que por ¡John D. Rockefeller! Lo cual confirma, de una
tacada, que “Planificación familiar” es una organización suya y nos
dirige hacia quien puso en marcha la mítica enfermedad…

La columna de la izquierda es de Impacto Universal y se titula “Restricciones Sociales”

-Reestructurar la familia:
a) Postponer o evitar el matrimonio
b) Alterar la imagen del tamaño de familia ideal.
-Educación obligatoria de los niños.
-Incentivar una mayor homosexualidad.
-Educar para la limitación de la familia.
-Agentes de control de la fertilidad en el suministro de agua.
-Incentivar a las mujeres a trabajar.

La columna central se titula Impacto Selectivo, dependiendo del status socioeconómico e incluye “Medidas disuasorias de tipo económico”

-Modificar la política tributaria:
a) Impuesto sustancial sobre el matrimonio.
b) Impuesto sobre los hijos.
c) Mayores impuestos para casados que para solteros.
d) Eliminar la exención tributaria.
e) Impuestos adicionales a progenitores con más de 1 o 2 hijos en edad escolar.
-Reducir/eliminar el permiso de maternidad pagado o las prestaciones por maternidad.

La columna de la derecha incluye Medidas apoyadas en la motivación ya existente para evitar embarazos no deseados

Controles sociales
-Aborto obligatorio en los casos de embarazos fuera del matrimonio.
-Esterilización obligatoria de todos los que tengan 2 hijos, excepto a un grupo reducido a los que se les permitiría tener 3.
-Confinar la maternidad a un número limitado de adultos.
-Permisos para tener hijos, emitidos siguiendo el modelo de los títulos bursátiles (acciones).

-Políticas de vivienda:
a) Desalentar la compra de una vivienda propia.
b) Dejar de conceder ayudas oficiales a la vivienda según el tamaño de la familia.
-Pagos para incentivar la esterilización.
-Pagos para incentivar la anticoncepción.
-Pagos para incentivar el aborto.
-Aborto y esterilización a la carta.

———————————————

 Algunas de las TECNICAS METICULOSAMENTE PLANEADAS en la  DESTRUCCION de la DIGNIDAD HUMANA:

——————————————–

Los animales son “humanizados” cada dia en los grandes medios…
Los humanos son deshumanizados cada dia

 En España aumentan día a día los adeptos de un partido que lucha por la
libertad de los animales 
¡..les da igual la esclavitud de los seres
humanos! 

———————————

JUEGO DE TRONOS:
“Sumerge al espectador en un entorno turbio de los peores impulsos de la humanidad”
“El entorno mezcla fascinacion y miedo que hoy siente mucha gente.
Es un mundo fantastico impredecible y devastadoramente doloroso”
“la
serie no solo se hizo celebre por su presupuesto gigantesco, sino
tambien por su coreografia sostenida de violencia brutal,.. abundan
decapitaciones, violaciones y torturas sexuales.. “
Dominique Moisi

—————

“En juego de tronos no existe la piedad. 
Todo es vida o muerte.
Y lo aceptas” 

Emilia Clarke – actriz de juego de tronos   

 ———
“Los guionistas de la serie son todavia mas sanguinarios que yo”
George R.R. Maritin –  autor de Juego de Tronos 
 ————

Daenerys Targaryen, que es el personaje de Clarke en la ficción,
protagoniza escenas de contenido sexual que a la artista le revientan y
le resultan muy incómodas, así lo ha declarado al DailyMail: “Por lo general, son escenas totalmente gratuitas y rodadas únicamente para captar más audiencia”.

Además, añade: “Siempre he pensado que es mucho más excitante ser sugerente que explícitamente sexual. La serie debería apostar más por la sensualidad y la insinuación en vez de por tantas escenas de sexo.”

A
Emilia le ha tocado protagonizar escenas sexuales infinidad de
ocasiones pero, según rumorean algunos medios, está harta de hacerlo y
ha hablado con los productores para dejar de salir desnuda en la serie.

 
De
hecho, esta noticia la dio Oona Chaplin, su compañera de reparto quien,
durante una entrevista con The Telegraph comentó que: “una compañera
mía dijo que no iba a desnudarse más porque en las primeras temporadas
le tocó hacerlo siempre y quiere ser conocida por su talento como
actriz, no por su cuerpo sin ropa.” ¿Ganará Emilia la batalla o la
audiencia es más importante que ella?

————————-

sobre la Educacion:

Se trata de que la masa de individuos  
aprendan a trabajar, 
no se trata de que aprendan a pensar .  
Rochefeller  

——————————————

– Onanismo: los bebés no deben ser concebidos (pildora, promoción de la homosexualidad, la esterilización, la anticoncepción, aborto, invento de la sobrepoblacion…..en lugar de ayudar a las parejas que tienen hijos).

“No hay madres desnaturalizadas porque el amor maternal 
no tiene nada de natural” ..?              
Simone de Beauvoir

– Depravación infantil: los niños que nazcan deben ser corrompidos.

– Pornografia, violencia, psicopatia y  muerte en todos los medios de “diversion”.

– Perversión adulta: los mayores de edad deben ser privados de todo valor moral, de forma que su razón pueda ser confundida y su voluntad debilitada, promoviendo el hedonismo, pornografia, drogas, politicas de genero, lo “unisex”, el movimiento gay …. y la cultura de la muerte a través de los medios de comunicación y de cualquier expresión anticultural posible.

———————–

La biblia de los “illuminati”:


 https://i1.wp.com/www.libros-mas-vendidos.com/wp-content/uploads/2012/02/libro-la-rebelion-de-atlas-ayn-rand.jpg

El libro que todo Hedge Fund americano 
afirma ser el mas influyente en su carrera 

 
 02589b8
OBJETIVISMO




Ayn Rand, llamó a su filosofía, “Objetivismo”, describiéndola como la filosofía para vivir en la tierra. El objetivismo es un sistema integrado de pensamientos, que define principios abstractos en los que el hombre debe pensar y actuar si es que quiere vivir la vida propia de un hombre. En primer lugar, Ayn Rand, presentó su filosofía a través de las novelas, ambas best-sellers, “The Fountainhead” (1943), traducida al castellano como “El Manantial”, y “Atlas Shrugged” (1957), como “La Rebelión de Atlas”. 
En estas se presenta al hombre como un ser heróico, un individuo racional digno de vivir en la tierra, ya que puede lograr lo mejor de sí mísmo. Posteriormente, presentó su filosofía en forma de no-ficción.


Principios básicos del objetivismo


METAFISICA:


La realidad, el mundo exterior, la existencia independiente de la conciencia del hombre; independiente de cualquier conocimiento, creencias, sentimientos, deseos o temores
Esto significa que A es A, los hechos son hechos, las cosas son lo que son; y la tarea de la conciencia del hombre es percibir la realidad, no crearla o inventarla. 
Así, el objetivismo, rachaza toda creencia en lo supernatural, y cualquier aclamación de individuales o grupos que dicen crear su propia realidad.

————————————-

El mismo tema visto desde el punto de vista Catolico: 

——————————

TRANSHUMANISMO 
otra herramienta de destruccion del ser humano
 https://sabervscreer.files.wordpress.com/2012/08/transhumanismo.jpg?w=400&h=217
Las computadoras seran cada vez mas “sensibles”
Los hombres seran convertidos cada vez mas en una maquina docil


————————

Académicos ingleses: “la pedofilia es natural y normal en los varones”

Al calor de las investigaciones sobre las redes pederastas en
Inglaterra vinculadas a la élite (“semilla” del movimiento gay), se ha
desempolvado ya el debate sobre si esta perversión es algo innato o no. El artículo que os enlazo es del diario que ha sacado a la luz esta información, The Telegraph.
 

Este nuevo debate que va a salir a la luz va a poner en tela de juicio,
de rebote, al movimiento gay, pues el proceso por el que se normalizó la
homosexualidad es idéntico al que se va a seguir para hacer lo propio
con la pederastia y, al mismo tiempo, se va a demostrar que el abuso
sexual de niños es el origen del 70% de la homosexualidad adulta (como
poco).

——-

apunte al margen:

Prior to the Renaissance, the population of
this planet
never reached more than several hundred millions persons;
the curves show that under the influence of the new form of nation-state
and related institutions introduced by the Renaissance, the power of
the household and person zoomed upward, both per capita and per
square kilometer
of the planet’s surface. 
 
Also the attainable levels of
normal life-expectancies and conditions of health improved together
with the increase of population-density, wherever Renaissance policies prevailed.

————————

DECLARACIONES RECIENTES del vicepresidente de los Estados Unidos de América, Joe Biden:

 Recogidas por la cadena ABC, afirma que el arte y los medios de comunicación son vitales para cambiar las actitudes de la gente:
 “Series
de la NBC como Will y Grace hicieron cambiar las opiniones de la gente
sobre la homosexualidad. 
Apuesto a que el 85% de la influencia, ya sea
a través de Hollywood como de los medios masivos, se lo debemos a los
líderes judíos que dirigen estas industrias”.

Lo afirmo en una conferencia ante un lobby judío en donde
recalcó que 
“los valores judíos son esenciales para la cultura
norteamericana”.


Buen ejemplo de lo dicho por Biden que el pasado festival de Cannes donde dieron el premio a una película lesbianizadora

————–

Este proyecto está detalladamente descrito en la obra monumental de Michael Jones:
Libido Dominandi:
Sexual Liberation and Political Control

 

Jones desentraña la historia y las estrategias de las redes internacionales para reducir el sexo a placer, y para abrir la puerta a un sinfín de relaciones antinaturales, todo por motivos de control político global.

En el fondo, es un plan inspirado y dirigido por “Satanistas”: una vez que los hombres se hayan corrompido y vaciado de todos los valores será fácil para el “padre de la mentira” tener a todos bajo su control.

El cártel de los banqueros centrales tiene la intención de imponer en el mundo un “socialismo global”, con la convicción de que el triunfo de la revolución sólo se logrará pasando por la destrucción de lo que son los valores humanos defendidos por el cristianismo – la dignidad de la persona.

A la vez, representa una gran industria por lo que promover la cultura -Hollywood- de la violencia y la muerte lo consideran una verdadera y propia “inversión”.

Nadie consultó a los homosexuales si les interesaba casarse, tampoco indagaron sobre las gravísimas consecuencias sociales que provocarán sus medidas contra la vida, el matrimonio y la familia (ahora vemos la lluvia de millones para el “orgullo” gay …que tampoco ningun homosexual pidió).

Muchos otros lo unico que pretenden es estar “con la moda”, sin saber de dónde viene toda esa corriente mundialista, porque así se granjean financiamiento por parte de fundaciones que promueven esa agenda, obteniendo apoyo para sus campañas:

Ford Foundation, Rockefeller Brothers Fund, Open Society Institute, IBM International Fund, Tides Foundation, International Gay and Lesbian Human Rights, y de transnacionales catalogadas como “amigables con los homosexuales” como Citigroup, Pepsi, Starbucks, Procter & Gamble, Microsoft con el “dadivoso filantropo” Bill Gates, L´Oreal, Chevron Corp, BP America, Shell, Arco, Texaco, Caltex, McDonalds y muchas otras (publicado en Fortune, 11-05-06; 30-11-06; 05-12-06).

FLEXIBILIDAD LABORAL y destrucccion del tejido social :



Al marido lo mandas a trabajar a La Coruña , a la mujer a Cadiz…. y los hijos ? …los abuelos? …. a la basura ?…. los entregas a la “iniciativa privada”.

De Diosa a objeto de mercado

notas:

-Marx, Compte, Nietsche, Feuerbach y otros  eran los escritores mas populares de su época.  Según ellos no hay verdad objetiva en la moral.

No hay bien, no hay mal. No hay conciencia. Solo queda el poder. 
 
-Esta mentalidad causó una gran pérdida de la fe y preparó el camino para las Guerras Mundiales del siglo XX – que fueron patrocinadas por los grandes capitalistas – banqueros mundiales. 

-Comunismo. 1884, Frederick Engels
(alemán) en “El Origen de la Familia, la Propiedad y el Estado” propone
el método para la destrucción de esos tres fundamentos de la sociedad.
Marx y Engels son los padres del
comunismo.

En el ensayo de Thomas Fleming sobre los resultados de la Revolución Sexual, titulado New Wine in Old Bottles (Vino nuevo en botellas usadas). Él escribe que «la revolución que nos hizo lo que somos hoy comenzó durante la gran revuelta contra el Cristianismo, conocido como Renacimiento, y entró en una fase aguda con la Revolución Francesa, aunque ha tomado muchas formas y ha tenido una variedad de objetivos… difícilmente se ha desviado de su meta fundamental:

la liberación de la libido, la cual es una de las revoluciones más virulentas…»

Pero, ¿es la liberalización de la libido sólo un asunto de conveniencia personal, sólo un fruto de la ética hedonista, o existe algo más siniestro detrás de esto? Obviamente, el hedonismo es parte de todo el cuadro, el hedonismo es un producto natural del rechazo de la metafísica en el pensamiento ético. Cuando el comportamiento humano no está regulado por normas objetivas morales, las cuales pueden ser descubiertas y conocidas por los seres humanos, entonces serán los apetitos los que guíen a la razón y a la voluntad.

La ética hedonista es uno de los frutos venenosos de la “Ilustración”, con su pervertida noción de “libertad”, en el sentido de licencia o libertinaje, lo cual es el “derecho” a hacer todo lo que a uno le venga en gana.
La liberación sexual no comenzó en los años sesenta del siglo XX, esa década sólo representa el clímax de las fuerzas que se desataron muchas décadas antes

la liberación de la sexualidad humana durante y después del decaimiento del Cristianismo, es un acto consciente y orquestado de parte de aquellos quienes quisieron utilizarla como un medio de control de las masas.
La filosofía materialista y mecanicista moderna dio a luz a la voluntad desnuda, emancipándose de las normas morales fundamentadas en lo trascendental. Pero el materialismo no tenía la solución, ya que persistió el problema de cómo controlar directamente al hombre y a la sociedad en la ausencia de la moral tradicional.

http://es.scribd.com/doc/83468961/LA-CONSPIRACION-DEL-MOVIMIENTO-GAY


El orden social actual (que ya ponemos llamar “global”) no está basado
en ningún régimen racista, ni de clanes, ni de castas, ni de méritos, ni
mucho menos de virtudes. 

Es un régimen social basado en la falta de
escrúpulos que premia la vileza y promociona al monstruo en detrimento
del hombre y la mujer normales, lo que comúnmente se llama “buena
gente”. 

La llave de acceso a la élite
gobernante no es otra que la abyección moral; cuanto más esté dispuesto
un hombre a dejar de serlo y rebajarse, más oportunidad de
enriquecimiento y éxito social recibirá. 

Libido Dominandi es en su mayor parte una exposición sobre la deshonestidad intelectual de la modernidad, comenzando con la idea de que la liberación sexual es sinónimo de [verdadera] libertad. Por el contrario, la liberación sexual ha significado y continúa representando un enorme y cada vez más creciente poder de los gobiernos, controlados por élites enriquecidas e incrementando cada vez más un control subliminal.

«Sólo hay dos opciones», escribe Jones, «ya sea controlándose uno mismo de acuerdo a la ley moral, o las pasiones lo controlarán a uno. También está la regla de la razón y el autocontrol, o por el contrario, está la revolución sexual y su tiranía [de los deseos]. El régimen [político] moderno sabe esto y explota la situación para su propio beneficio, en otras palabras, “libertad sexual” es, de hecho, una forma de control social, una forma de mantener el régimen [político] en el poder, explotando las pasiones de aquellos quienes se identifican con el régimen que ostensiblemente gratifica estas pasiones.»

El control poblacional es así condición sine qua non [necesaria] para la consecución del Nuevo Orden Mundial, sobre el cual, la luminaria New Age Marylin Ferguson dice:

«Por primera vez en la historia, la humanidad tiene a su disposición los controles del cambio, el entendimiento de la manera en que los cambios se producen… El paradigma de la Conspiración de Acuario que concibe a la humanidad enraizada en la naturaleza y fomenta la autonomía individual dentro de una sociedad descentralizada, considerándonos como administradores de todos nuestros recursos, interiores y exteriores. Viéndonos como herederos de ricas evoluciones, capaces de imaginar, inventar y experimentar, a todo lo cual todavía no hemos sino echado un vistazo.»

Cambio, novedad, trasformación, evolución, todas éstas son palabras claves del régimen liberal moderno. Según los dogmas de la filosofía moderna, no existe una naturaleza humana fija, nada define a la humanidad y el propósito de la vida humana es independiente del tiempo, la cultura y las costumbres locales. La vida humana, el hombre, es sólo un elemento dentro del continuo proceso evolucionista panteísta.
Esta es la fuente ideológica de la “cultura de la muerte”:

el aborto, la anticoncepción, la experimentación con embriones humanos, la fertilización in vitro, y también  las políticas de género y  las modas “unisex”, y por supuesto,  la eugenesia inspirada en el control poblacional.

———————–
En 1920 se necesitaban 150 m2 de tierra para producir 20 kg. de maiz. 
En 2009 se necesitaban 24 m2. 

DESDE PRINCIPIOS DEL SIGLO XX LOS RENDIMIENTOS AGRICOLAS HAN CRECIDO EXPONENCIALMENTE GRACIAS A LA MEJORA DE LAS SEMILLAS, MECANIZACION, FERTILIZANTES, TECNICAS DE CULTIVO….

Segun datos del departamento de agricultura de EE.UU. la produccion de superficie cultivable para cereales apenas ha cambiado entre 1950 y 2000, (de 650 millones de Hectareas a 660) .
Sin embargo la produccion aumento en ese periodo de 650 millones hasta 1900 millones de toneladas)  

De 1866 a 1920 se necesitaban 150 metros cuadrados de tierra para producir 20 kilos de maiz. Esa misma cantidad en los años 50 ocupaban 90 metros cuadrados. En los 70 ocupaban 45 metros y en 2009 24 metros y se calcula que para 2030 solo necesitara  13.5 metros


Gabriele Kuby, antigua militante de la ideología de la Revolución de
la Sorbonne en 1968, hoy denuncia las estrategias anti-familia del poder
político y económico:

 “La desregulación de las normas sexuales conduce a la destrucción de
la cultura. La Declaración Universal de los Derechos del Hombre de 1948
establece que la familia es el núcleo de la sociedad y que necesita una
reglamentación moral para existir.
“Con todo lo que agrede a los niños mediante los medios de
comunicación social, Internet y la educación sexual obligatoria que es
impartida en los colegios, es difícil para los niños convertirse en
adultos maduros, es decir, en grado de asumir la responsabilidad de ser
madres y padres.
-¿Por qué en el subtítulo del libro ha elegido poner el acento sobre
la libertad, o mejor, sobre la obra destructiva que se está realizando
en su nombre?
-La exaltación filosófica del individualismo que tuvo lugar en el
tiempo de la Ilustración y las dictaduras que se impusieron en el siglo
XX han llevado a considerar como valor más importante la libertad o,
mejor, la libertad absoluta, que sin embargo en nuestro mundo, tan
condicionado como está por los límites, no existe. La desregulación de
las normas sexuales se transmite hoy al ser humano como parte de esa
libertad.
“Pero, ¿qué sucede en realidad cuando el impulso sexual ya no se
controla? Que el otro es considerado simplemente como objeto de la
propia satisfacción sexual. El dato según el cual en nuestra sociedad
una chica sobre cuatro y un chico sobre diez sufre de abusos sexuales
muestra lo que ocurre como consecuencia del hecho de que ya no se enseñe
el autocontrol.
“El caos social que se deriva de ello precisa un siempre mayor
control por parte del Estado; y una situación de este tipo lleva a la
tiranía, algo que ya había indicado Platón en su República hace 2.400
años.
Un mundo feliz, nos describe una humanidad cínica, saludable y
avanzada tecnológicamente, donde la guerra y la pobreza han sido
erradicadas. Estos logros, se han alcanzado eliminando la familia, la
diversidad cultural, el arte, la ciencia, la literatura, la religión y
la filosofía.

-¿Por qué en su libro cita a menudo la novela de Aldous Huxley, “Un mundo feliz”, publicado en 1930?
-Es fascinante leer hoy esa obra profética, en la cual los hombres
son producidos en laboratorio y formados mediante los medios de
comunicación y los psicofármacos para ser felices, los niños se
divierten con el sexo como los adultos y todo es controlado por “Ford”,
“nuestro Señor”.
“Originariamente Huxley había pensado que su “fantasía” se realizaría
en unos 600 años, pero ya en 1949 ese futuro se había reducido en un
centenar de años. Entonces no era posible todo lo que está permitido hoy
(selección prenatal, úteros de alquiler, manipulación genética,
progenitor 1 y progenitor 2), pero Huxley era muy consciente de que la
verdadera revolución sucede en el corazón y en la mente de la persona.
-¿Cuáles son, en su opinión, los motivos de la crisis de nuestra civilización?
-El salto definitivo fue la revolución cultural del ‘68. Promovida
por estudiantes aburridos e hijos de la burguesía. 
Esa revolución se
fundaba en tres impulsos: esos jóvenes se dejaron seducir por las
teorías marxistas (a pesar del Muro de Berlín y de los tanques
soviéticos en Praga contra la democracia); en segundo lugar, el
feminismo radical, que tenía que liberar a la mujer de la “esclavitud de
la maternidad” (son palabras usadas por Simone de Beauvoir); el tercer
impulso era el de la “liberación sexual”.
“Las palabras de orden a este propósito eran: cuando tu sexualidad
sea “liberada”, es decir, cuando hayas abatido cualquier tipo de
condicionamiento moral, entonces podrás construir una sociedad libre de
la opresión.
“Esa generación, la mía, al ver fracasado el intento de implicar al
“proletariado”, llevó a cabo una verdadera y propia “marcha dentro de
las instituciones”, tanto que, lo que ayer era un movimiento de
oposición, hoy representa la política oficial de las grandes
organizaciones internacionales, de muchos gobiernos nacionales, no solo
de izquierdas. Y los medios de comunicación que determinan la cultura
dominante siguen esta “agenda”.
-Otra referencia interesante para sus valoraciones ha sido el libro
de la estudiosa belga Marguerite A. Peeters, La globalización de la
revolución cultural occidental…
– No solo interesante, sino fundamental, porque me ha abierto los
ojos. Por mi parte me he concentrado en el nudo de la cuestión: la
desregulación de las normas morales que regulan la sexualidad. La
revolución sexual global es promovida por las élites en el poder. 
Ya he
nombrado a la ONU y a la Unión Europea, pero con ellas se debe entender
toda la red de impenetrables suborganizaciones: de éstas forman parte
grupos industriales globalizados, grandes fundaciones como Rockefeller y
Guggenheim
, personas muy ricas como Bill y Melinda Gates, Ted Turner y
Warren Buffett, o grandes ONG como la International Planned Parenthood
Federation y la Unión Internacional de Lesbianas y Homosexuales (ILGA)
.
Todos estos sujetos trabajan en los niveles superiores de la sociedad y
tienen a su disposición enormes recursos económicos.
“Y todos tienen un interés común: reducir el crecimiento de la
población en este planeta. El aborto, el control de la natalidad
mediante los anticonceptivos, la destrucción de la familia: todo esto
sirve a su objetivo, que es la creación de un nuevo orden mundial.
-¿Cuál es, por tanto, el papel del “Gender Mainstreaming” en este contexto “revolucionario” globalizado?
El objetivo es la superación de la “heterosexualidad forzada” y la
creación de un hombre nuevo, al cual dejar la libertad de elección y
gozar de la propia identidad sexual independientemente de su sexo
biológico.
-El concepto de “Gender” presupone que cualquier orientación sexual –
heterosexual, homosexual, bisexual y transexual – es equivalente y debe
ser aceptada por la sociedad. El objetivo es la superación de la
“heterosexualidad forzada” y la creación de un hombre nuevo, al cual
dejar la libertad de elección y gozar de la propia identidad sexual
independientemente de su sexo biológico.
“Quien se contraponga a esto, ya sean personas individualmente o
estados, es discriminado como “homófobo”. Se trata de un ataque mundial
al orden de la creación y, por ende, a toda la humanidad. Esto destruye
el fundamento de la familia y, de este modo, entrega a los déspotas de
turno la persona, que ya no consigue reconocerse hombre o mujer.
-En su último libro ataca duramente la pornografía y a quien la tolera.
-Sí, porque la pornografía es una droga y como tal crea dependencia.
Una droga que destruye la capacidad de amar y de asumir la
responsabilidad de ser padre y madre.
“Además, constituye un plano inclinado en el cual es fácil resbalar
hacia ese abismo de la criminalidad sexual que acaba implicando también a
los niños y a los muy jóvenes. En el caso de Alemania, existen datos
alarmantes: el 20 por ciento de los jóvenes entre los 12 y los 17 años
“consumen” diariamente pornografía, el 42 por ciento al menos una vez a
la semana. ¿Qué personas podrán formarse en estas condiciones? Y es
difícil entender el motivo por el cual la Unión Europea se demuestra tan
agresiva contra el tabaco y no hace nada para impedir el
embrutecimiento provocado por la pornografía.

————————–


El feminismo patrocinado por la elite 
Otra arma mas en la destruccion de la estructura social



——————————————-



EL RACISMO CONTRA LOS BLANCOS:


Gran parte del articulo extraido de esta profunda e informada pagina:
http://www.ultimostiempos.org/articulos-mainmenu-34/123-la-civilizacion-de-la-muerte

——————
 “TRANSPARENT”
Comedia ganadora del Emmy y Globo de Oro sobre el 
FEMINISMO TRANSEXUAL

————————– 

De contraperiodismomatrix:

PAUL KURTZ, ROCKEFELLER ESBIRRO PROPONE MATAR NIÑOS

SU EDITORIAL SE LLAMA PROMETHEUS, EL ÍDOLO DE ROCKEFELLER

LA COSA MÁS MISERICORDIOSA, MATAR A UN HIJO

Paul Caradeasco Kurtz, fundador del CFI (Center for Inquiry, Centro para la Inquisión), CSI (Center of Skeptical Inquiry, Centro para la Inquisición Escéptica), CSH (Center of Secular Humanism, Centro para el Humanismo secular).

Era también en la “illuminati” Suiza (Ginebra) chorizo de la International Humanist and Ethical Union (IHEU, Unión Humanística y Ética), una bazofia de la ONU para promover la eugenesia y las estafas de la Corporocracia.

Propone en su página un Gobierno Mundial y un Tribunal Mundial…para combatir el timo del Calentón Global… fijáos lo científico que era.

A la agencia de desinformación sionista Reuters de los Rothschilds se le hacía el culo gaseosa cuando loaba su patética y psicopática vida como Gigante del Humanismo.

Caradeasco Kurtz Adoraba a la criminal eugenista Margaret Sanger, una tipa que decía que había que matar a los niños al nacer y por supuesto que había que reducir la población, porque a ella y su familia (su maromo H.G. Wells, el famoso escritor incluido) les dábamos un poco de asquito.

“Necesitamos enfocarnos en roles ejemplares en la historia, héroes y heroínas humanistas, entra las cuales está Margaret Sanger…”. excretó diarréicamente Paul Kurtz, (Free Inquiry, Agosto/Septiembre 2006, p. 8.)

Algunas perlitas de esta mema que tanto le ponía a Kurtz:

“La cosa más misericordiosa que una familia puede hacer por uno de sus miembros infantes es matarlo”.The Woman Rebel, Volume I, Number 1. Reprinted in Woman and the New Race. New York: Brentanos Publishers, 1922

“El control de la natalidad debe llevar en ultimo término a la limpieza de la raza”, Sanger en Woman, Morality, and Birth Control. New York: New York Publishing Company, 1922. Page 12

Por esta razón la agencia judía Reuters le define como “Gigante del Humanismo”. Por fortuna para la eugenesia de la humanidad, palmó en 2012, ayudando a su añorada meta de la reducción de la población. Casualmente era judío. Pero esto es sólo casual, claro. Recordamos que Prometeo es adorado por los illuminati y un símbolo satánico, con la antorchita de marras en ristre. Es ,pues, un peón sionista rockafelliano g-suita.

El magufo charlatán de Richard Dawkins, que ve genes egoístas hasta en su retrete, ateo de mierda, es otro de los cabezas, visibles de esta pandilla de estafadores sionistas.

Con una desfachatez absoluta sale con un niño en actitud tan amorosa como la que tiene James Randi con ellos, cuando en China la eugenesia de Rockefeller te multa si tienes más de un hijo y por orden del CFI sacan contínuamente noticias de niños que se han quedado atorados en algún sitio, para mostrar que son una plasta.

¡Cómo nos amas Kurtz! Yo de mayor también quiero ser jodío y gigante del humanismo…

 EL CFI TODOS JUDÍOS SIONISTAS

Organización llena de judíos filántropos disfrazados de ateos.

PAUL KURTZ, fundador, judío.
Corporate Governance
Board of Directors

Kendrick Frazier judío
Albuquerque, NM
Journalist

Daniel Kelleherjudío
San Francisco, CA
Businessman

Barry Kosminjudío
Hartford, CT
Educator

Angie McAllister ¿?
San Francisco, CA
Educator

Richard Schroederapellido alemán judío askenazi.
Amherst, NY
Financial Advisor

Eddie Tabashjudío
Beverly Hills, CA
Attorney

Jonathan Tobert ¿?
Warren, NJ
Scientist, Medical Researcher

El gobierno invisible del Club de los 300


John
Coleman.- Un número sin duda considerable de personas tenemos
conocimiento de que los gobernantes del mundo en que vivimos no son en
realidad los que manejan los hilos de la política y la economía, tanto a
escala nacional como internacional. Esto ha llevado a muchos a buscar
la verdad en publicaciones de contracorriente, boletines dirigidos por
quienes, como yo, se han esforzado – no siempre con éxito – por
descubrir la causa de la incurable dolencia que aqueja a los Estados
Unidos. Nuestra investigación no se ha visto coronada por el éxito en
todas las ocasiones. Pero sí hemos averiguado que la humanidad anda en
tinieblas, y en su mayor parte le tiene sin cuidado la suerte que
aguarda a su país, o bien no se molesta en indagarlo. El sector más
amplio de la población ha sido manipulado para reaccionar de dicha
manera, y esa actitud resulta ventajosa para el gobierno secreto.

Con frecuencia oímos decir:”Están haciendo estan” o “Están haciendo
aquello”… Quienes hacen esas cosas son capaces de cometer las mayores
barbaridades impunemente. Aumentan los impuestos o envían a nuestros
hijos a morir en guerras que no reportan beneficio alguno a nuestra
patria. Son personajes invisibles que escapan a nuestro alcance,
nebulosos hasta la desesperación cuando queremos demandarlos. Nadie
puede identificar claramente de quiénes se tratan. Este estado de cosas
se ha mantenido así durante décadas. A lo largo de las páginas de este
libro identificaremos a esos personajes misteriosos. A partir de ahí,
corresponderá al público corregir la situación en que se encuentra.

El Club de los 300 es el no va más de las sociedades secretas. Está
integrado por una clase dirigente intocable a la que pertenece la reina
de Inglaterra, la de los Países Bajos, la de Dinamarca y las diversas
familias reales europeas. A la muerte de la reina Victoria, dichos
aristócratas llegaron a la conclusión de que la única manera de hacerse
los amos del mundo era asociarse con poderosísimos magnates de la
industria internacional, que no pertenecían a su linaje. De esta forma,
ganaron acceso al máximo poder aquellos a quienes la reina de Inglaterra
gusta llamar plebeyos.
Desde que trabajaba en el servicio de inteligencia sé que los jefes
de estado extranjeros conocen a tan poderosa horda por el apelativo de
los magos. Stalin acuñó una expresión personal para describirlos: las
fuerzas tenebrosas. Y el presidente Eisenhower, que nunca logró ascender
por encima del grado de hofjude (judío del atrio), lo llamó –
quedándose mayúsculamente corto – “Complejo Militar Industrial”.

¿Quiénes son los conjurados que integran el todopoderoso Club de los
300? Los ciudadanos mejor informados tienen conocimiento de que existe
una conspiración, la cual se presenta bajo una diversidad de nombres,
entre ellos los illuminati, la Francmasonería, la Tabla Redonda y el
grupo Milner. Lo malo es que resulta extremadamente difícil encontrar
información fidedigna sobre las actividades de quienes integran el
gobierno invisible.
A fin de hacerse una idea del enorme alcance de la conspiración a la
que nos referimos vendría bien enumerar en este momento algunos de los
objetivos trazados por el Club de los 300 con vistas a su conquista y
dominio del mundo. Es preciso entender claramente las razones por las
que la energía nuclear es tan detestada en la mayoría de los países, y
por qué al falso movimiento ambientalista – creado y costeado por el
Club de Roma – se le pidió que declarara la guerra a dicha fuente
energética. Generando fuerza eléctrica barata y abundante a partir de
reactores nucleares, los países en vías de desarrollo se volverían poco a
poco independientes de la ayuda externa norteamericana y podrían
consolidar su soberanía. La electricidad producida a partir de la
energía atómica es la clave para que los países atrasados salgan del
subdesarrollo en el que el Club de los 300 les ha ordenado permanecer.
A menor ayuda externa, menor sería el control de los recursos
naturales de los diversos países por parte del FMI. La idea de que las
naciones en vías de desarrollo rigieran su propio destino era anatema
para el club de Roma y su Club de los 300 que dirige el mundo. Hemos
visto la oposición a la energía nuclear utilizada con éxito para
bloquear el progreso, de conformidad con los planes del Club para el
crecimiento cero en al era post-industrial.

Al tener que depender de la ayuda exterior procedente de EE.UU. esos
países de hecho se hayan sometidos en servidumbre al Consejo de
Relaciones Exteriores. Al pueblo de las naciones beneficiarias les llega
una parte ínfima del dinero, que por lo general termina en las arcas de
dirigentes gubernamentales que permiten que el FMI despoje brutalmente
al país de sus recursos naturales y bienes de producción.

En Mugabe, la capital de Zimbabwe, la antigua Rodesia, tenemos un
claro exponente de hasta qué extremo se pueden manipular los recursos
naturales de un país, en este caso mineral de cromo de alta ley. LONRHO,
el gigantesco conglomerado de empresas presidido en nombre de su prima,
la reina Isabel II, por Angus Ogilvie – figura importante del Club de
los 300 – es actualmente dueño y señor absoluto de tan valioso insumo.
Mientras tanto el pueblo zimbabuo se sume cada vez más hondo en la
miseria, a pesar de percibir ayuda económica de los Estados Unidos por
un monto superior a los 300 millones de dólares.

Al presente, LONRHO tiene el monopolio de la producción nacional de
cromo, y cobra precios arbitrarios, lo cual no estaba permitido durante
el gobierno de Smith. Antes de la llegada del régimen de Mugabe, se
mantuvo un nivel de precios razonables por espacio de un cuarto de
siglo. Si bien es cierto que en los catorce años por los que se prolongó
la presidencia de Ian Smith ésta tuvo sus fallos, desde que él abandonó
el poder el desempleo se ha cuadruplicado y Zimbabue se haya sumido en
el caos y en una bancarrota de hecho. Mugabe recibió suficiente ayuda de
los EE. UU. (Del orden de los 300 millones de dólares anuales) para
construirse tres mansiones en la Costa Azul, Cap. Ferat y Montecarlo,
mientras sus súbditos pugnan por vencer la enfermedad, el desempleo y la
desnutrición, eso sin hablar de una férrea dictadura que no tolera
protestas. En contraste con esta situación, el gobierno de Smith jamás
pidió ni recibió un centavo de ayuda de los Estados Unidos. Es evidente,
pues, que la ayuda externa es un medio eficaz de subyugar a países como
Zimbabue y ciertamente al resto de África.

El Club de Roma

¿Cómo pueden los conjurados tener al mundo en sujeción, y más
concretamente a los Estados Unidos y Gran Bretaña? Uno de los
interrogantes que surgen con más frecuencia es: ¿cómo puede una sola
entidad estar al tanto de lo que sucede en todo momento, y de que manera
ejerce su dominio? En este libro procuraremos responder a esa y otras
preguntas. La única forma de afrontar la realidad del éxito de la
conspiración es nombrar y comentar algunas de las sociedades secretas,
organizaciones de fachada, organismos gubernamentales, bancos, compañías
de seguros, empresas multinacionales, la industria petrolera y los
cientos de miles de entidades y fundaciones cuyas figuras más destacadas
componen el Club de los 300, máxima institución que lleva las riendas
del mundo desde hace al menos un siglo.

Como ya se han publicado bastantes libros sobre el Consejo de
Relaciones Exteriores y la Trilateral, pasaremos a hablar directamente
del Club de Roma y de la fundación alemana Marshall.

Para algunos fue una sorpresa descubrir que el Club de Roma y la
entidad que lo financia, la cual ostenta el titulo de Fundación Alemana
Marshall, eran dos asociaciones de confabulados que realizan sus
actividades bajo el auspicio de la Organización del Tratado del
Atlántico Norte, y, que en su mayor parte, los ejecutivos que integran
el Club de Roma proceden de la OTAN. Fue el Club de Roma el que formuló
los principios que esta última organización reivindica como suyos, y el
que – por intermedio de Lord Carrington, socio de Club de los 300,
dividió a la OTAN en dos fracciones: un grupo de presión política
(izquierdista) y la alianza militar originaria.
El Club de Roma sigue siendo uno de los brazos más importantes del
Club de los 300, en lo que se refiere a política exterior; el otro es el
grupo de los Bilderberger. Se formó en 1968 a partir de miembros
incondicionales del grupo original fundado por Morgenthau a raíz de una
llamada telefónica del difunto Aurelio Peccei instando a lanzar con
urgencia una nueva campaña con objeto de acelerar la planificación del
Gobierno Internacional Único, actualmente conocido como Nuevo Orden
Internacional. De todos modos, el primer nombre me parece más exacto.

El llamado de Peccei fue respondido por los más subversivos
planificadores del futuro que se pudieron seleccionar en Estados Unidos,
Francia, Suecia, Gran Bretaña, Suiza y Japón.

Entre 1968 y 1972, el Club de Roma se transformó en una entidad
cohesiva integrada por neocientíficos, mundialistas, planificadores del
futuro e internacionalistas de toda calaña. Uno de los delegados lo
describió con estas palabras: “Nos hemos convertido en la túnica de
diversos colores de José”, en alusión al personaje bíblico.

En líneas generales, el programa previsto del Club de Roma
consistiría en crear y difundir ideas postindustriales en los Estados
Unidos, junto con movimientos de contracultura como los empeñados en la
difusión de la droga, la revolución sexual, el hedonismo, el satanismo,
la brujería y el ambientalismo, El instituto Tavistock, El Instituto de
Investigaciones de Stanford, el Instituto de Relaciones Sociales y de
hecho todo el amplio espectro de los centros de investigación de
psiquiatría social aplicada, o bien contaban con delegados en la junta
directiva del Club de Roma, o desempeñaban una misión orientadora en la
tentativa de la OTAN de llevar a cabo lo que denominan la conspiración
acuariana.

El Club de Roma es una organización general coordinadora, una especie
de matrimonio entre financistas angloamericanos y las familias que
integran la ancestral Nobleza Negra europea, en particular la nobleza de
Londres, Venecia y Génova. La clave para el dominio exitoso del mundo
está en su capacidad para crear y dirigir atroces recesiones económicas y
futuras depresiones financieras. El Club de los 300 aspira generar
convulsiones sociales a escala planetaria, seguidas de depresiones, pues
ve en ellas un medio de allanar el terreno para sucesos de mayor
trascendencia, un método para ocasionar que ingentes masas de seres
humanos de todo el orbe se conviertan en futuros beneficiarios de su
sistema de beneficencia social.

El Club de Roma posee su propia central de inteligencia, y toma
prestados además agentes de la INTERPOL de David Rockefeller. Todos los
organismos de inteligencia de los EE. UU. Cooperan muy estrechamente con
él, así como la KGB y el Mossad o Servicio de Inteligencia Israelí.

¿Cuáles son sus objetivos?¿Qué se propone esa
minoría selecta tan secreta? Sus integrantes se hacen llamar también los
olímpicos, pues están convencidos de que igualan en poder y talla a los
legendarios dioses del Olimpo, los cuales al igual que su dios Lucifer,
se han ensalzado a sí mismos por encima de nuestro Dios verdadero.
Tienen además el convencimiento de que por derecho divino se les ha
encomendado la consecución de las siguientes metas:

1.- El establecimiento de un gobierno internacional único o Nuevo
Orden Mundial con una iglesia unificada y un sistema monetario común
bajo la dirección de ellos. Pocos saben que el Gobierno Internacional
inició la fundación de su iglesia entre los años veinte y los años
treinta, al comprender la necesidad de canalizar en la dirección deseada
por ellos la fe inherente a todo ser humano.


2.- La destrucción irremediable de toda identidad y orgullo nacional.


3.- El aniquilamiento de la religión, y más en particular de la
cristiana. La única excepción será la creada por ellos que mencionamos
más arriba.


4.- El dominio de cada habitante del planeta mediante técnicas de
condicionamiento psicológico y de lo que (Zbignew) Brzezinski denominó
tecnotrónica, con la cual se crearían robots humanos y se implantaría un
espeluznante sistema al lado del cual el Terror Rojo de Félix
Dzerzhinsky parecerá un juego de niños.


5.- El fin de toda industria y de la producción de fuerza eléctrica
generada a partir de la energía nuclear, en lo que llaman sociedad
postindustrial de crecimiento cero. Sólo serán autorizadas las
industrias de computación y los servicios. Las empresas norteamericanas
que queden serán trasladadas a países como México, donde la mano de obra
esclavizada es abundante. Los desempleados a consecuencia de la
desaparición de las industrias se transformarán en adictos a la heroína o
a la cocaína, o integrarán las estadísticas del proceso de eliminación
delineado en el informe ‘El mundo en el año 2000′.


6.- Legalización de la droga y la pornografía.


7.- Despoblamiento de las grandes ciudades, de conformidad con el
ensayo llevado a cabo por el régimen de Pol Pot en Cambodia. Es
interesante destacar que el plan genocida del dictador asiático fue
formulado aquí en los Estados Unidos por una de las fundaciones de
investigación financiadas por el Club de Roma. Otro dato interesante es
que actualmente los 300 tratan de reinstaurar a los carniceros de Pol
Pot en Camboya.


8.- Eliminación de todo adelanto científico salvo los que sean
considerados provechosos para el Club de los 300. La producción de
energía atómica con fines pacíficos es uno de los blancos principales.
Los experimentos de fusión en frío que actualmente (1992) se llevan a
cabo son objeto de burla y desprecio por parte del Club y de sus
chacales en la prensa. Un soplete de fusión debidamente empleado pondría
a nuestra disposición unos recursos naturales inagotables a partir de
las sustancias más comunes, y el Club ya no podría seguir insistiendo en
“la falta de recursos naturales”.


9.- Por medio de guerras de limitado alcance en los países
desarrollados y de la aniquilación mediante el hambre y las enfermedades
de la población de países del tercer mundo, ocasionar de aquí al año
2050 la muerte de 3000 millones de seres humanos, a los que califican de
inútiles consumidores de alimentos. El Club de los 300 encargó a Cyrus
Vance la redacción de un informe al respecto que expusiera los medios
más eficaces de llevar a efecto semejante genocidio. Dicho informe lleva
por titulo El Mundo en el año 2000 y fue aprobado por el presidente
Carter para el gobierno estadounidense y a nombre del mismo, y aceptado
por Edwin Muskie, a la sazón secretario de estado. Según las condiciones
fijadas en el informe, la población de los EE. UU. Deberá haber
descendido a 100 millones para el año 2050.


10.- Debilitar la fibra moral de la nación y desmoralizar a la clase
obrera mediante la generalización masiva del desempleo. Cuando el número
de puestos de trabajo disminuya a causa de las normas introducidas por
el Club de Roma con vistas al crecimiento cero postindustrial, los
operarios, sumidos en el desaliento y la desesperación, buscarán refugio
en el alcohol y la droga. Por medio del rock y de los alucinógenos, se
instará a los jóvenes a revelarse contra el status quo, lo cual socavará
a la familia como institución social y acabará por destruirla. Con este
fin, el Club de los 300 asignó al Instituto Tavistock la preparación de
un plan maestro. Tavistock encargó al Instituto de Investigaciones de
Stanford la elaboración del plan, con la dirección del profesor Willis
Harmon. Más tarde, la empresa llegó a ser conocida como conspiración
acuariana.


11.- Evitar que en todo el mundo la gente pueda decidir su propio
destino. Con miras a ello, se creará una crisis tras otra, y luego se
manejarán dichas crisis. Ello confundirá y desmoralizará hasta tal punto
a la población que ante la superabundancia de opciones se generalizará
la apatía. En el caso de los EE. UU. ya existe un organismo que tiene
como fin el manejo de crisis. Se trata de la FEMA, siglas en inglés de
la Secretaría Federal de Manejo de Emergencias, cuya existencia descubrí
en 1980.


12.- Promocionar a grupos rufianescos de música rock como los Rolling
Stones (pandilla de degenerados que goza ampliamente del favor de la
nobleza negra europea) y todos los conjuntos a los que Tavistock
convirtió en grandes figuras a partir de los Beatles.


13.- Exportar a todo el mundo el ideario de la liberación religiosa
al objeto de minar a toda religión existente y más en particular la
cristiana. Esto empezó con la teología de la liberación, de origen
jesuita, que acarreo la caída del régimen de los Somoza en Nicaragua y
que en la actualidad destruye El Salvador – cuya guerra civil se
arrastra ya embarcada por un curato de siglo – , Costa Rica y Honduras.
Una entidad muy activamente embarcada en la llamada teología de la
liberación es la misión Maryknoll, de tendencia comunista. Ello explica
la amplia cobertura dada por los medios al asesinato de unas supuestas
monjas de la orden Maryknoll hace unos años en El Salvador.


14.- Provocar el colapso total de la economía a escala internacional y desatar un caos político absoluto.

15.- Tomar en sus manos la dirección de toda política exterior e interior en los Estados Unidos.

16.- Otorgar el máximo apoyo a instituciones supranacionales como la
ONU, el FMI, el Banco Internacional de Pagos y el Tribunal Internacional
de Justicia y, en la medida de lo posible, disminuir la eficacia de las
instituciones nacionales eliminándolas gradualmente o sometiéndolas a
la autoridad de las Naciones Unidas.


17.- Infiltrarse en todos los gobiernos y sembrar la subversión en
ellos, corroyendo internamente la integridad de las naciones que estos
representan.


18.- Organizar un aparato terrorista de alcance internacional y
negociar con sus agentes cada vez que estos lleven a cabo sus violentas
acciones.


19.- Tomar las riendas de la enseñanza en los EE. UU. con la finalidad de llevarla a la ruina más completa.
Muchos de estos objetivos, los cuales enumeré por primera vez en
1969, se han alcanzado ya o están en avanzada vías de ejecución.
Si tenemos en cuenta los ilimitados caudales que tienen a su
disposición, así como cientos de gabinetes de estrategia y 5000
ingenieros sociales, y siendo un hecho que tienen en sus manos los
medios de difusión, la banca y la mayor parte de los gobiernos, se
comprende que nos las estamos viendo con un problema de proporciones
gigantescas, al cual ninguna nación está en condiciones de hacer frente
en este momento.
Como he afirmado con tanta frecuencia, se nos ha hecho creer que el
problema al que me refiero tiene su origen en Moscú. Nos han lavado el
cerebro para que creamos que el comunismo es la mayor amenaza que
enfrentamos los norteamericanos. No hay tal. El mayor peligro radica en
la multitud de quintacolumnistas infiltrados entre nosotros. Nuestra
Constitución nos advierte que vigilemos al enemigo interno. Esos
enemigos sirven al Club de los 300, y ocupan posiciones clave en nuestra
jerarquía gubernamental.

Debilitamiento de los EE.UU
El Club de Roma tiene la seguridad de haber debilitado a los Estados
Unidos, según órdenes del Club de los 300. Tras años de librar una
guerra contra los habitantes de esta nación, ¿quién puede poner en duda
que ha cumplido en efecto su misión? Basta echar un vistazo a nuestro
alrededor para ver hasta qué punto se ha arruinado la moral: droga,
pornografía, rock, libertinaje sexual, el núcleo familiar prácticamente
desmoronado, lesbianismo, homosexualidad y por último él espelúznese
asesinato de millones de niños inocentes a manos de su propia madre.
¿Acaso ha existido alguna vez en la historia crimen tan infame como el
aborto generalizado?
Dada la ruina espiritual y moral de los EE.UU., con nuestra industria
destrozada, 30 millones de desempleados, las grandes ciudades
transformadas en horrendos antros donde se cometen los crímenes más
inimaginables, con un índice de asesinatos que casi triplica el de otros
países, 4 millones de personas sin hogar y la corrupción en las esferas
del gobierno alcanzado proporciones endémicas, ¿quién va a negar que
los Estado Unidos están a punto de desplomarse roídos por la carcoma,
para caer en las garras acechantes del Gobierno Internacional de la
Nueva Era?

El Club de Roma ha logrado su objetivo de dividir las confesiones
cristianas. Ha reunido un ejercito de carismáticos, fundamentalistas y
evangélicos. Durante la Guerra del Golfo me llovieron cartas que
preguntaban cómo me podía oponer a “una guerra cristianan justa contra
Irak”. ¿Cómo podía yo dudar que el respaldo de los cristianos
fundamentalistas a la guerra (del Club de los 300) contra ese país
oriental no estaba acorde con los principios de la Biblia? A fin de
cuentas, ¿no había rezado Billy Graham con el presidente Bush justo
antes de dar inicio a las primeras andanadas? ¿Acaso no predice la
Escritura “guerras y rumores de guerra?”

Esas cartas dejaron entrever la eficiencia con que ha desempeñado su
labor el Instituto Tavistock. Los fundamentalistas cristianos  son
burdas marionetas del Club de Roma y de que sus opiniones y creencias no
son propias: las formularon para ellos los cientos de gabinetes de
estrategia del Club de los 300 que se hallan repartidos por la geografía
de los EE.UU. Es decir, que como cualquier otro sector de la población
estadounidense, los cristianos fundamentalistas y evangélicos han sido
objeto de un concienzudo lavado de cerebro.

Es posible que a algunos les cueste aceptar la idea de una
conspiración a escala internacional porque muchos autores han obtenido
lucro a costa de ella. Otros dudan que se puedan promover con éxito unas
actividades de semejante alcance. Observando el enorme aparato
burocrático de nuestra nación, preguntan: ”¿Cómo quieren que creamos que
unos señores particulares tengan más poder que el Gobierno?”. Esto se
debe a que no comprenden que el Gobierno es parte de la maquinaria de la
conspiración. Los que eso afirman piden pruebas fehacientes, y no es
tan fácil hallar tales pruebas.
Otros dicen: “¿y qué? ¿Qué me importa a mí que haya una conspiración?
Si yo ni me molesto en votar”. Esa era precisamente la forma en que se
preveía que reaccionara el grueso de la población estadounidense. El
pueblo de nuestro país está sumido en el desaliento y la confusión,
fruto de la guerra que se libra contra nosotros desde hace años. Hay
muchas más probabilidades de que un pueblo desmoralizado y despistado
acoja con los brazos abiertos la llegada de una gran figura que prometa
resolver todo problema y garantice una sociedad ordenada en la que no
exista el desempleo y con las disputas internas reducidas al mínimo. A
ese dictador – eso será ni más ni menos – lo recibirán calurosamente.

Programados para el cambio, listos para la destrucción

Ese mismo Club de los 300 ha establecido mecanismos y sistemas de
control mucho más ineludibles que nada que se haya visto hasta ahora. No
son necesarias sogas ni cadenas para sujetarnos. Se nos ha lavado el
cerebro hasta hacernos renunciar al derecho a portar armas que nos
otorga la Constitución; abandonar la Constitución misma; permitir que
las Naciones Unidas dirijan nuestra política exterior y que el FMI dicte
la política fiscal y monetaria de nuestro país; tolerar que el
Presidente vulnere impunemente la ley de los Estado Unidos invadiendo
otro país y secuestrando al jefe del estado.
En resumidas cuentas, nos han condicionado al extremo de que
aceptemos a nivel nacional casi sin rechistar cada uno de los ilícitos
perpetrados por el gobierno de nuestro país.

Gracias al Club de Roma, nuestra capacidad tecnológica ha sido
superada por Japón y Alemania, los países a los que – según nos dicen-
derrotamos en la Segunda Guerra Mundial. ¿Cómo ha sido posible tal cosa?
Porque, por un lado, hombres como el Dr. Alexander King, y por otro,
nuestra ceguera mental inducida nos han hecho incapaces de reconocer el
desmoronamiento de nuestras instituciones educativas y sistemas de
enseñanza. Por esa ceguera nuestra, ya no formamos los suficientes
ingenieros y científicos para mantener el puesto que ocupábamos entre
las naciones industrializadas. Gracias al Dr. King, a quien muy pocos
conocen en los Estados Unidos, la enseñanza ha caído a su nivel más bajo
en el país desde 1786. Estadísticas facilitadas por el Institute for
Higher Learning indican que los escolares actuales leen y escriben peor
que los de 1786.

La meta era mentalizar a la nación para efectuar cambios programados y
que se acostumbrara hasta tal extremo a ellos que cuando se produjeran
transformaciones radicales éstas fueran prácticamente imperceptibles. En
los últimos años la decadencia se ha acelerado hasta tal punto que en
la actualidad el divorcio no acarrea estigma alguno, el suicidio alcanza
tasas históricas que no horrorizan a muchos y desviaciones de las
normas sociales aberraciones sexuales en otro tiempo innombrables en
círculos decentes hoy son moneda corriente y no suscitan protestas.
¿Somos capaces de reconocer que el país va cuesta abajo y sin frenos?
No, no lo somos. Cuando los que nos dedicamos a hacer ver la verdad al
pueblo norteamericano descubrimos que un gobierno menor, privado y bien
organizado dentro de la Casa Blanca cometía incesantes fechorías,
fechorías que atentaban contra la esencia misma de la nación y las
instituciones republicanas en las que ésta se apoya, se nos dijo que no
preocupáramos al público con esas revelaciones. Una forma común de
reaccionar era decir: “No queremos saber nada de esas conjeturas”.
Cuando la máxima autoridad elegida del país tuvo la osadía de poner
las leyes de la ONU por encima de la Constitución de los Estados Unidos –
delito por el cual se podía demandar al Presidente – la mayoría de la
gente lo vio como lo más natural del mundo. Cuando la máxima autoridad
elegida del país emprendió una guerra sin una declaración oficial por
parte del Congreso, los medios informativos callaron ese detalle y los
ciudadanos lo aceptamos una vez más antes que encarar la verdad.

Cuando estalló la Guerra del Golfo, maquinada y organizada por
nuestro presidente (Bush), no sólo toleramos alegremente la más
descarada de las censuras, sino que hasta nos lo tomamos a pecho
creyendo que era buena para alcanzar el objetivo de la guerra. El
Presidente mintió, April Glaspie mintió, el Departamento de Estado
mintió. Decían que la guerra estaba justificada porque se había
advertido a Saddam Hussein que no metiera la mano en Kuwait.
Cuando por fin se hicieron públicas las comunicaciones cablegráficas
entre la embajadora y el Departamento de Estado, una caterva de
senadores norteamericanos se lanzó a defender a Glaspie; tanto
demócratas como republicanos, daba igual. El pueblo, nosotros, dejamos
impunes sus abyectas mentiras.
El presidente Jefferson dijo en una ocasión que sentía lástima de los
que creían que con los periódicos se enteraban de lo que sucedía.
Disraeli, el primer ministro británico, afirmó algo muy parecido.
Ciertamente, desde tiempo inmemorial, los que rigen los destinos del
mundo se han vanagloriado de hacerlo entre bambalinas.

Nos dicen que ganamos la Guerra del Golfo. Sin embargo, la amplia
mayoría de los estadounidenses no repara en que la ganamos a costa de la
dignidad y el honor de nuestra nación, que yacen pudriéndose en las
arenas del desierto de Kuwait e Irak, junto a los cadáveres de las
tropas iraquíes a las que aniquilamos en la retirada previamente
acordada de Kuwait y de Basra. No fuimos capaces de cumplir la palabra
empeñada de que nos atendríamos a la convención de Ginebra y no los
atacaríamos. “¿Qué prefieren – preguntaron los que nos manejan -,
victoria o dignidad? No se pueden tener las dos cosas a la vez”.

Hace cien años algo así no habría sucedido. Hoy en día ocurre y nadie
dice nada. Vivimos en una sociedad desechable, programada para no
durar. Los 4 millones de personas que viven sin techo en nuestro país,
los 30 millones de desempleados y los 15 millones de niños asesinados
hasta la fecha antes de nacer nos dejan indiferentes. Son elementos
desechables de una conspiración tan condenable que cuando se ponen al
descubierto estos datos, la mayoría descarta la existencia de la
mencionada conspiración, razonando que esas estadísticas se deben a que
“los tiempos han cambiado”.

Los Estados Unidos de la actualidad se pueden comparar con un soldado
que se duerme en lo más recio del combate. Los norteamericanos nos
hemos dejado vencer por el sueño y hemos cedido a la apatía que nos ha
causado vérnoslas con una multiplicidad de opciones. Todo ello nos ha
sumido en la confusión. Transformaciones de esa índole alteran el medio
en que nos desenvolvemos y eliminan nuestra resistencia a los cambios,
de forma que nos ponemos aturdidos y apáticos y acabamos por dormirnos
en plena batalla.
Para los oligarcas y plutócratas que integran el Club de los 300, el
narcotráfico tiene una doble finalidad: en primer lugar, generar
ingentes sumas de dinero, y en segundo, convierte a largo plazo a un
amplio sector de la sociedad de una masa de autómatas drogados más
fáciles de dominar que quienes no estén enviciados, ya que la rebelión
se castigará cortando el suministro de heroína, cocaína y otros
alucinógenos. Ellos requieren la legislación de la droga a fin de que se
pueda establecer un monopolio mediante el cual la drogodependencia
alcance gran difusión, a medida que cientos de miles de obreros
constantemente desempleados recurran a los estupefacientes en busca de
alivio.

En uno de los documentos más secretos del Royal Institute for
Internal Affaire, se describe – parcialmente- el plan: ” […]
Desengañados con el cristianismo y con el desempleo generalizado,
quienes lleven cinco años o más desocupados abandonarán la iglesia y se
volverán a la droga en busca de consuelo. A partir de ese momento será
imperioso ejercer un dominio absoluto del comercio de narcóticos, al
objeto de que los gobiernos de todos los países que se hallen sometidos a
nuestra jurisdicción dispongan de un monopolio que dirigiremos nosotros
como suministradores. […] Se crearán bares que expendan droga a los
revoltosos y descontentos. Los sediciosos en potencia se convertirán en
inofensivos adictos sin voluntad propia. […]”

El mundo del futuro

En resumidas cuentas, las aspiraciones del Club de los 300 consisten en generar las siguientes situaciones:

-El establecimiento de un gobierno mundialista y un sistema monetario
común bajo la tutela de una oligarquía permanente, hereditaria y no
elegida, cuyos miembros se escogerán entre si mediante un sistema feudal
semejante al del Medioevo. Con dicha entidad universal de gobierno, se
pondrá coto a la explosión demográfica mediante limitaciones al número
de hijos por familia, enfermedades, guerras y hambres, hasta que la
población mundial se estabilice en mil millones de seres humanos útiles
para la clase dirigente, distribuidos en zonas rígidas y claramente
definidas.
-La clase media desaparecerá y sólo quedarán siervos y mandatarios.
Las leyes serán uniformadas por medio de una red internacional de
tribunales que se guiarán por un mismo código, apoyados por un organismo
universal de policía y un ejército supranacional que imponga el
cumplimiento de la ley en el territorio de los que una vez fueron
países, y que ya no estarán delimitados por fronteras. El sistema se
basará en el del estado benefactor: quienes obedezcan al gobierno
internacional único y se subordinen al mismo serán retribuidos con los
medios para subsistir; los que se rebelen morirán de hambre o serán
proscritos, convirtiéndose con ello en blanco de todo el que desee
quitarles la vida. Estará prohibida la posesión privada de armas de
fuego o de cualquier otra clase.

-Sólo se permitirá la práctica de una religión, la de la iglesia del
Gobierno Universal. El culto a Lucifer y la hechicería serán reconocidos
como materias de estudio en el sistema educativo estatal, y no habrá
colegios privados ni religiosos. Las iglesias habrán sido infiltradas
por la subversión. En los tiempos del gobierno internacional, el
cristianismo habrá pasado a la historia.
Toda persona será adoctrinada en la creencia de que es una criatura
del Gobierno Universal. A este fin, se la marcará con un número que
facilite su identificación, número que figurará en los archivos
centrales del ordenador de la OTAN en Bruselas. En un momento dado, todo
agente del Gobierno Universal tendrá acceso a dicho número. Los
archivos generales de la CIA, el FBI, las policías locales y estatales,
el Ministerio de Hacienda, la FEMA y la seguridad social serán ampliados
en extremo y constituirán la base de datos relativos a cada habitante
de los Estados Unidos.

-El matrimonio será ilegal. La familia ya no existirá como la
conocemos en la actualidad. Los niños serán separados de sus padres a
temprana edad y criados bajo la tutela del Estado. A título
experimental, esto ya se hizo en Alemania del Este en tiempos de Eric
Honecker: los hijos de ciudadanos sospechosos de rebeldía eran puestos
bajo la custodia del Estado.

-Se promoverá la pornografía, la cual será de exhibición obligada en
todo cine y teatro, sin excluir los temas de la homosexualidad y el
lesbianismo. También será forzoso el consumo de drogas recreativas. A
cada uno se le asignará una cantidad que podrá adquirir en los
establecimientos de venta que el Gobierno Universal habrá diseminado por
el planeta.

– Se extenderá el empleo de sustancias que permitan manipular la
mente, y serán igualmente de uso obligatorio. Se las administrará por
medio de los alimentos y del suministro del agua potable sin
conocimiento ni permiso de los consumidores. En los bares de narcóticos,
atendidos por empleados del súper gobierno, la clase esclavizada pasará
sus horas de asueto. De esa manera, las masas se convertirán en una
suerte de animales dominados, sin voluntad propia, que se comportarán
como tales.
-El sistema económico funcionará del siguiente modo: la clase
dirigente permitirá que se produzca el mínimo imprescindible de
alimentos y servicios para mantener los campamentos en que trabajarán
multitudes de esclavos. Toda riqueza se atesorará en las arcas de los
integrantes de la élite del Club de los 300. A toda persona se la
adoctrinará en el concepto de que su supervivencia depende en todo el
Estado. El mundo será gobernado mediante decretos emitidos por el
mencionado Club, los cuales de inmediato cobrarán valor de ley.
Experimentalmente, BorisYeltsin impone la voluntad del club en Rusia
mediante decretos de ese estilo. No existirán tribunales de justicia,
sino de castigo.

-La industria habrá de ser destruida en su totalidad, junto con las
plantas de producción de energía nuclear. Sólo los integrantes del Club
de los 300 y sus elitistas tendrán privilegio de beneficiarse de los
recursos de la tierra. La agricultura y la ganadería estarán en manos
del Club, que fiscalizarán rigurosamente la producción de alimentos.
Conforme comiencen a entrar en vigor estas medidas, grandes contingentes
de población urbana serán transferidos a regiones apartadas. Quienes se
opongan serán exterminados a la manera del experimento que llevó a cabo
Pol Pot en Camboya.
-Los enfermos incurables y los ancianos habrán de someterse
ineludiblemente a la eutanasia. Para el año 2050 habrán sido eliminados
al menos 3.000 millones de consumidores inútiles de alimentos por medio
de guerras de alcance limitado, epidemias orquestadas de enfermedades
virulentas, y hambre. El suministro de energía, alimento y agua se
mantendrá al nivel mínimo de subsidencia para los ajenos a la élite.

-Todo producto farmacéutico, médico, dentista y profesional de la
salud, esencial o no, estará registrado en el banco de datos del
computador central. Será imposible recetar un remedio o prescribir
atención médica sin autorización expresa de los agentes responsables de
imponer la autoridad en cada municipio.
-No habrá moneda ni dinero en efectivo en posesión de las masas. Toda
transacción se llevará a cabo mediante una tarjeta de cobro automático
en la que figure el número de identificación del portador. A quien
transgreda el reglamento establecido por el Club de los 300 le será
inválida la tarjeta por un tiempo que variará con arreglo a la
naturaleza y gravedad de la violación.
-El Gobierno Universal llevará las riendas de todas las agencias
noticiosas y órganos de prensa. Métodos de lavado cerebral se harán
pasar por entretenimiento, de la misma manera en que se practicaba y se
convirtió en técnica refinada en los Estados Unidos. A los jóvenes a los
que se aparte de los padres desleales se les impartirá una educación
concebida especialmente para embrutecerlos.

-Jóvenes de ambos sexos serán adiestrados como vigilantes en los campos de trabajo del Gobierno Internacional.

Por lo anterior, es evidente que quede mucho por hacer para la
instauración del Nuevo Orden Mundial. Hace tiempo que el Club de los 300
ha perfeccionado los planes para desestabilizar la civilización tal
como la conocemos en la actualidad.

En Europa Occidental ha construido una federación de estados con una
estructura de gobierno que incluye una moneda común. Una vez logrado
esto, el sistema de la Unión Europea se extenderá por etapas a los
EE.UU. y Canadá. De forma lenta pero inexorable, las Naciones Unidas se
están transformando en un sello de aprobación del Gobierno Universal:
EE.UU. le dicta lo que tiene que hacer, como vimos cuando la Guerra del
Golfo.

El impresionante secreto que envuelve al Club de los 300 hace que
muchos pongan en entredicho su existencia. Ningún órgano informativo ha
hecho jamás mención de dicha jerarquía conspiradora. Por consiguiente, y
como era de esperar, la gente reacciona con incredulidad. El Club de
los 300 está en su mayor parte en manos del monarca británico, en la
actualidad la reina Isabel II.
No hay entidad que escape al dominio del Club, y salta a la vista que
éste ejerce un férreo control en el terreno de las comunicaciones. Si
echamos un vistazo a la RCA, descubriremos que su directorio se compone
de personalidades británicas y estadounidenses que descuellan en
organizaciones como el Consejo de Relaciones Exteriores, la OTAN, el
Club de Roma, la Comisión Trilateral, la Francmasonería, Skull and
Bones, el grupo Bilderberg, Round Table, la Sociedad Milner y la
Jesuits-Aristotle Society. Entre ellos se contaba David Sarnoff, que se
trasladó a Londres hacia la misma época que Sir William Stepherson se
instaló en la sede neoyorquina de la RCA.

El gobierno invisible del Club de los 300 está ejerciendo una presión
inmensa sobre los EE. UU. A fin de reformar el país para mal. Si
logramos evitar que se nos despoje de la libertad, retrasaremos
considerablemente el progreso hacia el establecimiento del gobierno
supranacional. La instauración del mismo es una empresa de proporciones
impresionantes que exige gran habilidad, talento organizativo y dominio
de los gobiernos y su política. La única organización capaz de llevar a
cabo tan ciclópea tarea con esperanza de éxito es el Club de los 300.
Acabamos de ver hasta qué punto se ha acercado al éxito total.
La batalla para evitarlo será, ante todo, de carácter espiritual.
*Ex espía del MI6 y colaborador de prensa en la actualidad.

http://www.alertadigital.com/2013/04/29/los-aterradores-planes-del-club-de-los-300/

EL ORIGEN DEL RAP – 
“OTRA BASURA CULTURAL”

“El propósito propagandístico es hacer que un grupo de gente olvide
que otro grupo específico de gente, es humano”  
Aldous Huxley, padrino
inglés del movimiento MK ULTRA.

La CIA creó el Gansta Rap a principios de los 90. Debido a varios factores, algunos más coloridos que otros. Inversiones multimillonarias habían sido hechas para crear prisiones privadas, las cuales reciben dinero del gobierno dependiendo la cantidad de huéspedes. A elementos clave de la industria discográfica en 1991 se les comunicó que “Necesitamos promover rap que mueva a la juventud hacia la delincuencia”. Bastante básico y fácil de seguir.

A su vez la CIA se encargaba de llenar Los Ángeles con armas y cocaína (crack) que traían de distintos puntos de latino américa. (El crack, vale la pena aclarar, movía un estimado de 100 millones de dólares mensuales solo en L.A.)

Gracias al contenido lírico del Gansta pandillero que inundaba las radios y las discográficas, se logró que la población negra viera a sus hermanos como enemigos, a sus hermanas como putas, a los ancianos como imbéciles, al crack como una genialidad, al alcohol como una necesidad y al consumo de banalidades que brillan, como una urgencia.

De paso también creaban esta imagen sobre el pueblo negro en la cabeza del resto: Un montón de retardados violadores con armas que fuman porro todo el día.

Pocos años después las prisiones estaban bien llenas y un montón de jóvenes autómatas se habían ocupado de perpetrar un genocidio sobre sus hermanos.


Hollywood – sangre, violencia y MUERTE:

–EL DEMONIO – BERTRAND RUSSELL:

Begin with the Bertrand Russell of the
early 1920’s, the Russell who had just returned to Britain from a stint
indoctrinating numerous of the future leaders of Communist China.19 Read the following gem from Russell’s treasury of a liberal pacifist’s sentimentalities, this from his 1923 Prospects of Industrial Civilization:20

Socialism, especially
international socialism, is only possible as a stable system if the
population is stationary or nearly so. A slow increase might be coped
with by improvements in agricultural methods, but a rapid increase must
in the end reduce the whole population to penury, … the white
population of the world will soon cease to increase. The Asiatic races
will be longer, and the negroes still longer, before their birth rate
falls sufficiently to make their numbers stable without help of war and
pestilence. … Until that happens, the benefits aimed at by socialism
can only be partially realized, and the less prolific races will have to
defend themselves against the more prolific by methods which are
disgusting even if they are necessary.21

In his 1941 Generalplan Ost
for the occupation of Russia and other parts of Eastern Europe, Adolf
Hitler put precisely these disgusting policies of Russell’s into
practice.22
So, in 1945, we came to identify the consequences of Russell’s
empiricist dogmas by such appropriate terms as “genocide,” “holocaust,”
and “crimes against humanity,” as practiced in war-time Auschwitz and
other locations in Eastern Europe:



In the areas in question we have to
push a deliberately negative population policy. With the propaganda
campaigns, especially in the press, radio, movies, leaflets, short
brochures, educational presentations and the like, the population must
be induced toward the thought of how damaging it is to have many
children. We must point to the costs which children entail, and then it
should be pointed out what could have been bought instead. The great
dangers to the health of women which can emerge in births can be pointed
out, and the like.

In addition to this propaganda,
generous propaganda in favor of means of birth control must be spread.
An industry specialized in such means has to be created. Neither the
approval or dissemination of birth control means should be punishable,
nor abortion. 

We ought to absolutely promote the establishment of
abortion institutes. Midwives and medics can be trained to give
abortions. The more professionally the abortions are carried out, the
more the population will gain trust in this respect. Also physicians
must of course be permitted to carry out abortions, without a violation
of his medical oath coming into question.

Voluntary sterilization is also to
be promoted. Infant mortality must not be combatted. Mothers must not be
instructed about care for infants and children’s diseases. …

Once we have converted the mass of
the people to the idea of a one- or two-child system, we will have
reached the goal we are aiming at … .23

 

On the basis of such evidence, the
sole grounds on which we might be prohibited from describing as
“neo-Nazis” Russell and such among his liberal U.S. co-thinkers as the
Harriman and Bush families’ eugenics circles of 1932, is that the ideas
Adolf Hitler copied were those of his British and U.S. admirers of the
1930’s, such as Sir Peregrine Worsthorne’s stepfather, Montagu Norman,
George Bush’s father, Prescott Bush, and those other professed
non-German admirers of Adolf Hitler who authorized and funded the coup
d’état which put Hitler into power in Germany in 1933.24 It would be appropriate to describe Adolf Hitler as an exemplary follower of Bertrand Russell.

————————————————————————- 

Entrevista al profesor de Filosofía  
Renaud Gracía

Delirio en el entorno “deconstruccionista”

Actor de su
propia sumisión a la nada contemporánea, el “ser humano” de esta nuestra
civilización tardía ya no tiene historia. Sólo pertenece a su tiempo,
un tiempo lineal, sin pasado ni porvenir, un tiempo abocado a sobrepasar
sus límites sin parar, un tiempo desesperadamente privado de cualquier
potencialidad verdaderamente emancipadora, es decir, a la vez
revolucionaria y conservadora. 

Ese tiempo es el
presente perpetuo que conocemos y cuyo ritmo lo marca infinitamente un
capitalismo “lampedusiano” que comprendió, hace ya tiempo, que para que
nada cambiara, era necesario que todo se moviera sin cesar. 

Para amarrar
el deseo nómada del sujeto posmoderno a sus proyectos mercantes, la
fuerza del capitalismo consistió en apoyarse en los devastadores aportes
conceptuales que le suministró, desde finales de los años 1970, una
“vanguardia de la retaguardia” (Annie Le Brun), que se esforzaba en
deconstruir metódicamente, a la “izquierda” del capital, los puntos de
referencia de un pensamiento crítico elaborado desde hacía siglos
entorno a cuestiones tan esenciales como la alienación o la explotación,
para reducirlas a vulgares máscaras de la dominación blanca y
“heteronormada”. Convertida en ideología dominante, la “ideología de la
nada” (Miguel Amorós) constituye, sin duda hoy en día, uno de los
obstáculos ideológicos mayores para la necesaria reelaboración de un
proyecto emancipador digno de este nombre, es decir, apto para crear
vínculos con su pasado, capaz de unificar resistencias frente a “lo que
está mal en el mundo” (Chesterton) y que el común de los mortales pueda
entender y asumir. 

Hay que crear, pues, una resistencia intelectual
contra el dispositivo de la deconstrucción y la eficacia de sus
mentiras. A partir de nuestros fundamentos, con nuestras armas y sin
vacilar. Esta es la misión que ha emprendido de manera inteligente
Renaud García en su Désert de la critique*, obra muy favorablemente reseñada en este sitio web (1). La entrevista que concedió en octubre del 2015 a la revista La Décroissance, merecía, a nuestro parecer, que la reprodujéramos aquí. La sigue un post scrimptum que Renaud García nos rogó incluir. À Contretemps.


[A la entrevista precede la entradilla siguiente: “En los años 1970,
los intelectuales aún podían hablar de lucha de clases y de alienación.
En el año 2015, estas antiguallas ya no están de moda. En la
universidad, en
Libération, en el Partido Socialista o en la
extrema izquierda, el lema de los intelectuales modernos es el de
“deconstrucción”. Hay que deconstruirlo todo, los “estereotipos de
género”, las “normas”, las “representaciones”… En su libro
Le Désert de la critique. Révolution et polique, (ed.
L’échappée), el filósofo Renaud Garcia demuestra que las teorías de la
“decostrucción” debilitan la crítica social, fomentan el mercantilismo y
la invasión tecnológica y se adaptan perfectamente a una sociedad
liberal y atomizada (2)]


En su obra, usted demuestra que la “deconstrucción” se ha convertido en
el imperativo de la llamada crítica “radical”. ¿Qué abarca este
término?

El origen lo encontramos en Derrida, uno de los
grandes filósofos franceses que secundaron en los años 70 y 80 los
movimientos de izquierda disidentes. Desarrolló un método, la
“deconstrucción”. Derrida pretendía retomar los grandes temas que la
tradición filosófica no había pensado y proponer una nueva lectura de
los textos clásicos. Deconstruir un texto, para decirlo vulgarmente, es
mostrar lo que está entre líneas, lo que el lector ordinario no sabría
ver, descifrar lo que parece claro, coherente, argumentado, para
descentrar el pensamiento, aun corriendo el riesgo de cometer un
contrasentido en la interpretación. Además de ser un método de análisis
de texto, la deconstrucción se extendió a otros campos. Derrida trataba
también de deconstruir las instituciones, de deconstruir las normas…
Por mucho que su obra fuera extremadamente oscura, fue pionera y abrió
el camino a todas las elaboraciones contemporáneas que aspiran a
repensar las relaciones entre mayoría y minorías.

¿Cómo pudieron tener tanto éxito esas ideas incomprensibles para los profanos?
Los conceptos de Derrida los difundieron los universitarios, gente que,
como ciudadanos, no muestran necesariamente una extraordinaria lucidez
crítica, pero son expertos en el uso de signos, saben manejar
referencias y brillar gracias a discursos complejos e incluso oscuros.
Cuando uno conoce los secretos de la filosofía en Francia, sabe que ese
tipo de “faroles” funciona demasiado bien. Alardeando de los temas de la
deconstrucción, uno cree que adquiere credibilidad, legitimidad
intelectual, prestigio social, porque emplea palabras complicadas, una
fraseología oscura que sacia su afán de reconocimiento. Sin embargo,
algunos universitarios han retomado el discurso de Derrida para darle
una aplicación concreta y trasplantar los conceptos a la base. En los
estudios feministas, por ejemplo, Marie-Hélène Bourcier, socióloga que
recibió una formación de élite en la Escuela Normal Superior, ha
importado el lenguaje de la deconstrucción en un marco militante. En la
Universidad de Lille, forma a jóvenes en talleres drag queens, en
los que mujeres “performan” -según sus términos- el género hombre,
salen a la calle, van al metro para provocar una toma de conciencia
respecto a la construcción del genero… Además del éxito de estas ideas
en el mundo universitario, han realizado todo un trabajo de difusión
algunos panfletos y una prensa militante que, pudiendo plantear temas
interesantes, giran siempre en la misma órbita, con conceptos demasiado
esotéricos que tratan, sobre todo, de la deconstrucción del género, pero
también del lenguaje, de la naturaleza, del cuerpo, de lo universal, de
la razón…

¿De qué manera esta “filosofía de la deconstrucción”, que pretende ser subversiva, hace el juego al liberalismo?
La
teoría política de estas corrientes tiene una visión totalmente
pesimista del mundo social. La sociedad, tal y como la conocemos, está,
según ellos, corrompida en todos los niveles. El poder está por todas
partes, se infiltra por todas partes, en cada uno de nosotros, y es
imposible librarse de esta trampa, imposible alcanzar un punto de vista
crítico exterior al ámbito del poder. Ya no podemos proponer ninguna
visión de conjunto de otra realidad social. Si se quiere cambiar el
sistema, según Foucault y los posanarquistas, por ejemplo, oponiéndole
otro modelo de sociedad, se impone una visión global que nos lleva
directos al totalitarismo. Lo que significa resumir las cosas de una
manera absolutamente vertiginosa, digna de cualquier editorial de
Cristophe Barbier. Según estas teorías, el mundo social es, por lo
tanto, un mundo completamente cerrado, sin escapatoria.

Esta
corriente está, pues, influenciada en gran medida por Derrida, pero
también por Foucault, Deleuze o Guattari. En lo que se refiere a las
cuestiones de género, tenemos figuras como Judith Butler en los Estados
Unidos, Elsa Dorlin, Marie-Hélène Bourcier, Éric Fassin o, para los más
“nihilistas”, Marcela Lacub o Beatriz Preciado, que ha cambiado de sexo y
a quien hay que llamar ahora Paul. Son universitarios, en su mayoría,
que pretenden situarse al margen, aunque sean unos acomodados a los que
apoyan el Partido Socialista, los medios de comunicación como Le Monde, Libération
Su filosofía es muy abstracta, lo intelectual se hace omnipotente. Las
ideas y el pensamiento, por ejemplo, crean la realidad, le atribuyen
todo el sentido, el cuerpo se convierte en un efecto del discurso que de
él trata, etc. Cuando uno lo piensa, parece completamente aberrante y
sin embargo a estas tesis se las venera. Los intelectuales de la
“decostrucción” ejercen un verdadero magisterio filosófico desde hace
una treintena de años.

Frente a este mundo cerrado queda sin
embargo una posibilidad: la huida individual. Si el poder me construye,
pero yo soy capaz de deconstruir los “dispositivos de sometimiento” que
me impone, puedo intentar no hacer lo que esperan de mí, rechazar las
normas que quieren que acepte, darle la vuelta a la relación
dominador-dominado. Por ejemplo, no estoy obligado a que me cure el
Estado, a mantenerme en buena salud, puedo hacer con mi cuerpo lo que yo
quiera, puedo drogarme, puedo tener relaciones sadomasoquistas, voy a
intentar variar las fuentes del placer sexual en vez de someterme al
régimen conyugal o familiar tradicional…

Cada uno debe ser único y lo
único nunca se puede definir, es una plastilina que podemos modelar a
nuestro antojo. Se ha pasado de una crítica de la explotación, de una
crítica del poder que se ejerce sobre los explotados, a una crítica de
las normas de vida colectiva, lo que lógicamente conduce a una búsqueda
frenética de la singularidad, a una especie de éxodo en el que se huye
de cualquier obligación. Este punto de vista lo encontramos en
Toni Negri cuando describe las prácticas de resistencia de la “multitud”
contra el “Imperio”. Habría que de-someterse, des-identificarse
perpetuamente… Pero, en definitiva, y quizás a pesar de las
intenciones de los promotores, este “ideal” político parece corresponder
perfectamente a la visión que propone el capitalismo: sé tú mismo, huye
de los códigos, evádete, “hibridízate” gracias a la tecnología para ser
algo distinto de esta desfasada forma humana nuestra… Al final del
proceso hay una complicidad evidente con el liberalismo.

¿Estos “filósofos” no han abandonado al pueblo?
Está claro que están completamente aislados del pueblo. El pensamiento
“deconstructivista” ha abandonado el terreno de lo social, rechaza el
análisis en términos de clase, categorías que considera asfixiantes,
opresoras. Para él, sólo existe el individuo. Quizás haya en estos
intelectuales una fobia del pobre, de la gente simple, la idea de que
las clases populares divagan en un mundo rancio, en una Francia podrida,
retrógrada, patriarcal, conservadora, contra la que habría que
luchar… ¿La gente ordinaria se plantea saber cuál es el régimen sexual
que le permitirá des-identificarse, huir de las normas? Basta con
plantear la pregunta para tener la respuesta.

¿Vamos hacia una sociedad
en la que los individuos tienen identidades múltiples, sexualidades
polimorfas, pero son incapaces de hablar con la gente ordinaria, de
abrirse al común de los mortales, incapaces de comportarse como seres
sociales que organizan acciones colectivas? Los militantes de la
decosntrucción han abandonado a la gente que necesita identificarse con
los símbolos de justicia social. De ahí viene ese fenómeno que no nos
tiene que sorprender : el auge de la extrema derecha. Los intelectuales
de izquierda sólo pueden tomarla con ellos mismos. Han sido ellos los
instigadores de la deserción de las clases populares.


Existe en algunos “desconstruccionistas” un verdadero odio del pasado,
considerado como algo oscuro, y de la naturaleza, que Clémentine Autain
califica como “fascista”. ¿Cómo explicarlo?

Decir que “la
naturaleza es fascista” es evidentemente un sinsentido completo, no
quiere decir nada en absoluto. Más bien se podría defender que la
naturaleza no es ni buena ni mala. Hay que tener cuidado con no
mistificarla, como si la naturaleza tuviera valores por sí misma, pero
tampoco tenemos que diabolizarla, no tiene ningún sentido. La cita
demuestra, sobre todo, hasta que punto la izquierda favorece todavía la
ideología del progreso y de la innovación. Para vivir, el hombre
necesita cooperar con la naturaleza. ¿Y por qué ya no quiere cooperar
con ella? Existe algo como una vergüenza prometeica, la vergüenza de ser
simplemente humano, de tener limitaciones, la vergüenza de la finitud.
En lo que se refiere a la relación con el pasado de cierta izquierda
progresista, existe un problema de cultura.

Usted puede fingir dominar
los conceptos alambicados de Butler o de Derrida, aunque le falte
cultura. Sencillamente, el pasado ya no se conoce. Por ejemplo, la idea
de que cuatro revoluciones socialistas hayan podido llevarse a cabo en
nombre de cierta forma de conservadurismo, es impensable para la mente
de un “deconstruccionista”. Las nuevas generaciones de militantes ya no
saben que, en el pasado, las revueltas más radicales las pudieron llevar
a cabo clases sociales, tipos de población que defendían valores que, a
sus ojos, se considerarían como conservadores. Principalmente los
campesinos, considerados como simplones, retrasados, con estrechez de
miras y patriarcales… O incluso los movimientos por los derechos
cívicos en los Estados Unidos, en donde existe una convergencia entre
las luchas radicales y los religiosos, como Luther King. Existe, en toda
una nueva generación de militantes, una abolición del pasado, es decir,
de la cultura, y una ausencia de pensamiento dialéctico. Lo binario
puede llevarnos a lo absurdo. El pasado se ennegrece, el futuro es de
color de rosa y entre ambos no hay nada, ningún matiz.

¿Se ha convertido esta izquierda en el estandarte del mercantilismo y de la artificialidad e incluso del “transhumanismo”?
Si uno considera que la alienación es un concepto caduco, que no
tenemos naturaleza, que es ingenuo defender que nuestras potencialidades
se reprimen en la sociedad en la que vivimos o incluso que cada uno es
“único” (Max Stirner) y lucha por huir de las normas, por de-someterse,
por adoptar una sexualidad híbrida, por ser cada vez menos
identificable, entonces la meta final consiste efectivamente en
desembarazarse de cualquier límite psicológico y mental, recurriendo
incluso a la tecnología.

Si puedo convertirme en todo aquello en lo que
pueda transformarme, entonces puedo inyectarme testosterona para
convertirme en un hombre, como Preciado, puedo hacerme un trasplante
para “aumentar” mi cuerpo (como ese artista “subversivo” australiano,
llamado Stelarc, que, en el 2007, hizo que se le trasplantara una oreja
en su brazo, esperando poder conectarla a internet). Y según la misma
lógica, si quiero invertir los límites fisiológicos de la filiación, si
quiero tener un hijo por gusto sin pasar por la reproducción natural,
tengo derecho a recurrir a una técnica “emancipadora”… Al final, con
estas ideas el transhumanismo se libera de cualquier restricción. El
filósofo Toni Negri y sus epígonos, por ejemplo, reivindican con mucha
claridad la hibridación del hombre y de las máquinas.

¿La
separación entre la izquierda fascinada por la tecnología y la del
decrecimiento no la ha sacado a la luz, principalmente, el debate sobre
la reproducción artificial del ser humano, en el que cualquier crítica
de la reproducción asistida y de la subrogación gestacional se considera
reaccionaria e incluso fascista?

Lo terrible es que,
mientras escribía este libro, cuanto más avanzaba en la redacción de la
obra, más se concordaban los acontecimientos. A Alexis Escudero, que ha
escrito contra la reproducción artificial del ser humano sin mostrar el
más mínimo atisbo de homofobia, que ha hecho una encuesta factual,
apoyándose en datos cotejados, se le ha impedido físicamente expresarse
en el entorno anarquista. ¡Algunos anarquistas libertarios han tenido
que hacer una petición contra la censura y la intimidación en… el
entorno libertario!

Mi obra no tiene como objetivo darles un estatuto a
estas cuestiones y su influencia pretende ser más amplia, desde los
entornos anarquistas hasta la izquierda del gobierno. Pero tal hecho
demuestra, como mínimo, que se ha sobrepasado un umbral crítico. A una
buena parte de los militantes parece que le falta cultura y ya no piensa
si no es a través de significantes. En cuanto ven “naturaleza”,
“mercantilismo”, “alienación”, lo asocian a otros significantes como
homofobia, reacción, retorno a un orden moral “de derechas”… Las
palabras increíbles del antropólogo Jean-Loup Amselle -aun habiéndose
formado en un contexto diferente del de la deconstrucción-, cuando pone
en el mismo saco a Zemmour, la Mauss, el descrecimiento, Michéa, Soral,
Le Pen, parece que crean escuela y organizan la persecución mediática de
los supuestos “fascistas progres*”…

Es surrealista, estamos delirando completamente. Vivimos en una época
orwelliana a más no poder. La crítica se encuentra de verdad en un
desierto, la parcialidad emotiva se antepone al análisis racional. ¿Qué
hacer entonces? ¿Hay que dejar de pensar lo que se considera verdad con
el pretexto de que puede dividir? En materia de ética intelectual,
pienso que sigue siendo una responsabilidad remitirse a la idea de
verdad y a un principio de claridad. Hay que decir lo que nos parece
justo, decirlo de la manera más sincera y articulada posible, hablando
con gente a la que suponemos capaz de pensar y de unirse. Y, quizás,
efectivamente, a partir de ahora tengamos que asumir de manera nítida
una división y reconocer que no se puede crear algo común con toda esa
crítica “deconstruccionista”.

Entrevista publicada en la revista La Décroissance, n° 123, octubre de 2015

Post scriptum 

Renaud García nos ha hecho llegar la siguiente explicación:

A finales de septiembre de 2015, concedí una entrevista en torno a mi libro Le Désert de la critique a la revista La décroissance, de cuyos temas me siento cercano y que ya me había invitado una vez en el pasado (número del verano de 2014).
La entrevista se ha utilizado y reproducido alguna una vez en internet.
Los debates, presentaciones, discusiones y comentarios surgidos desde
la aparición de mi libro me han animado a dar una pequeña explicación
acerca de algunas respuestas reproducidas ahora en el sitio À contretemps.
Efectivamente, para que las cosas queden claras, me gustaría precisar
cuatro puntos fáciles de entender si los lectores tienen el tiempo, la
bondad y la paciencia de leer mi libro:

1) El periodista
(Pierre Thiesset) me preguntó al principio lo que era la deconstrucción y
cómo se podía explicar su éxito universitario y militante. Yo trato de
explicar el fenómeno evocando motivos psicológicos y simbólicos, pero
indicando también, sin embargo, los vínculos reales entre especialistas
de la deconstrucción e izquierda gubernamental. Hago alusión, pues, a la
dilución del discurso filosófico en las esferas militantes y políticas.
Habiendo, yo también, mamado de Foucault, Deleuze, Guattari y sus
consortes, me parece absurdo afirmar que sus ideas son inconsistentes o
sin interés. No se trata, pues, de jugar y de destruir por destruir,
desde una posición de pureza teórica. Al contrario, que algunos de sus
puntos de vista sean, con el tiempo, eminentemente criticables, sobre
todo en lo que se refiere a los imitadores más o menos mediáticos, es
otro problema. Es el problema del libro.

2) La entrevista
trata, después, el problema del divorcio entre el pueblo y los
intelectuales. Tema difícil, ya que puede, de la misma manera, alimentar
un discurso de extrema derecha (como Anselm Jappe lo ha señalado a
menudo). Interpretar el rechazo de la izquierda por parte de la “gente
ordinaria” como la consecuencia de una simple traición por parte de los
intelectuales, es evidentemente reductor. Mi respuesta probablemente es
demasiado lapidaria, pero intento colocarme desde el punto de vista de
las reivindicaciones inmediatas de las gentes, tal y como se expresan en
manifestaciones, huelgas o también al votar. Me parece que esas
reivindicaciones tienen que ver con la cuestión social. Eso no quiere
decir que las reivindicaciones identitarias y / o sexuales no sean
importantes, sino más bien que habría que plantearlas dentro de la
problemática social. Los intelectuales formados en la deconstrucción
citados en la entrevista me parece que separan, al contrario, ambas
cuestiones, invalidando en definitiva la lucha social y las antiguallas
conceptuales que se supone la sustentan (conflictos de clase, crítica de
la alienación, abandono del fetichismo del mercantilismo).

3) La “falta de cultura” filosófica e histórica aducida para explicar
ciertas posturas de la “izquierda” se refiere principalmente a nociones
como la naturaleza, el pasado o el conservadurismo. Existe una
diferencia entre afirmar que las desigualdades sociales se fundan en la
naturaleza y considerar que cierta forma de “naturaleza” -aunque sea
residual y se presente con el aspecto del propio cuerpo o del desarrollo
equilibrado de las tendencias psíquicas- proporciona una base crítica
para oponerse a la remodelación del hombre nuevo por parte de cualquier
sistema totalitario, incluido el totalitarismo mercantil. Existe una
diferencia entre restaurar el pasado y volver al pasado para mostrar en
el presente su falsa evidencia. Una diferencia, para terminar, entre la
“revolución conservadora” de los años 1930 y un conservadurismo
revolucionario (del que encontramos, a mi parecer, numerosos testimonios
en A Contretemps).

4) La referencia a Alexis Escudero y a su obra La Reproduction artificielle de l’humain* es la respuesta a una cuestión por la que se interesa La Décroissance,
la cuestión de la reproducción asistida y la subrogación gestacional.
Yo no me pronuncio en cuanto al contenido de la obra, que puede
criticarse en ciertos puntos y con buenas razones. Lo que atrajo mi
atención fue la prohibición de presentar su libro en el entorno
libertario, independientemente de la actitud de desafío, mortífera o de
desprecio que haya podido mostrar el autor y que yo desconozco
directamente. Una vez más, existe una diferencia entre mostrar los
defectos y la torpeza de una tesis y prohibir pura y simplemente el
debate con el pretexto de luchar contra la homofobia, el masculinismo,
etc.

Renaud García, 25 de enero de 2016.

Notas:
*(Ndt) El desierto de la crítica. Deconstrucción y política..
(1) «D’un néant critique déconstruction et postanarchisme», in http://acontretemps.org/spip.php?article581
(2) El título de esta entrevista es de nuestra redacción.

*(Ndt) El término “fascista progre” pretende traducir el sintagma
“rouge-brun” por el que se designa en francés una ideología que mezcla
valores de extrema derecha y de extrema izquierda.

*(Ndt) La reproducción artificial del ser humano.
 Traducido del francés para Rebelión por Andrés Prado

Fuente : http://acontretemps.org/spip.php?article590

————————————————————————————–

ACTUALMENTE LA HISTORIA SE CREA DESDE LOS CENTROS DE INTELIGENCIA MUNDIAL
Y SE CREA CADA DIA
 

Anuncios

Publicado julio 4, 2016 por pppppe en Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: